FISIOTERAPIA - osteopatia

Queremos ayudarte a aliviar el dolor, mejorar la movilidad y recuperar tu calidad de vida de manera efectiva y personalizada.

Tu clínica de fisioterapia y osteopatía en Boadilla del Monte

Estos son los 4 pasos para volver a sentirte bien

Pide cita

Reserva fácilmente a través de nuestra web en menos de un minuto. Podrás revisar nuestra agenda en tiempo real y elegir por servicio y profesional.

Sesión de valoración

Te enseñamos la clínica, escuchamos tu historia y realizamos una valoración física para determinar el mejor tratamiento posible.

Tratamiento

Iniciamos el tratamiento combinando las técnicas necesarias para reducir tu dolencia lo antes posible. Nunca es fácil, pero siempre conseguimos mejorar la vida de nuestros pacientes.

Seguimiento y plan de trabajo

Cuando acabemos el tratamiento no nos olvidaremos de ti. Te daremos los consejos y el plan de ejercicios necesario para que puedas mantener este bienestar.

Si quieres que te hagamos una valoración inicial, es aquí.

PIDE CITA

Palabras de alivio

Así ayudamos a nuestros pacientes a recuperarse.

"Excelentes profesionales. La humanidad con la que te trata Sergio y la vocación con la que trabaja te hace sentir desde el primer minuto que estás en las mejores manos."

Maribel Martín

“Sin duda el mejor equipo, no sólo por la atención que es maravillosa, sino por la increíble profesionalidad y trato personalizado que ofrecen.”

Laura Nieto

“He conocido a muchos fisios y clinicas buenas, pero a nadie tan comprometidos como ellos. Se nota que no es solo trabajo.”

Sergio Mansilla

“Super recomendado. A la primera me arregló el dolor de hombro y cuello, muy profesional David el fisio que me atendió. Sin duda volvere cuando tenga alguna molestia más.”

Carlos Nanda

“Excelentes profesionales que te ayudan en todo el proceso de recuperación de forma integral. Excelente trato personal. Sin duda alguna los recomiendo 100%.”

Silvia Suárez

“Llevaba tiempo buscando un buen fisio y osteópata, y lo encontré en Integral Move. Gracias Sergio por tus conocimientos y por las buenas manos. Recomendable 100%”

Lucinio Díez

“Un trato muy profesional, cercano y honesto. En todo momento pudimos contar con la cercanía de Sergio, en la recuperación de una lesión de cruzado en un niño.”

Javier Aizcorbe

“Mi experiencia ha sido muy positiva: el trato, la profesionalidad, la preparación, el interés y las recomendaciones para tratar el problema desde varios aspectos; y así solucionarlo y evitar que vuelva a producirse.”

Auxi R. González

5/5
Nuestras reseñas son públicas. Puedes ver todas buscándonos en Google.
PIDE CITA

Preguntas frecuentes

Es normal que no estés familiarizado con algunos términos.

¿Qué hace un osteópata?

El osteópata es un profesional de la salud especializado en el tratamiento del sistema músculo esquelético, desde problemas de espalda como lumbalgias y cervicalgias hasta esguinces, tendinitis o ciáticas, entre otros. También puede tratar eficazmente otras patologías de los sistemas digestivo, circulatorio y endocrino, como hernias de hiato, estreñimientos, dolores menstruales o colon irritable, además de patologías craneales como migrañas, mareos o vértigos.

El objetivo de un osteópata es recuperar la función normal de los tejidos, consiguiendo una disminución y resolución de los síntomas mediante un tratamiento exclusivamente manual.

¿Cuál es la diferencia entre osteopatía y fisioterapia?

La fisioterapia y la osteopatía son dos disciplinas muy parecidas. Aunque ambas tienen como objetivo mejorar la salud del paciente y prevenir futuras patologías, sus principales diferencias radican en el enfoque diagnóstico y en el tratamiento.

La osteopatía se basa en una visión integral del cuerpo; observa, detecta y trata problemas de salud desde un punto de vista más global que la fisioterapia. Busca el origen y la causa del problema que está provocando esa determinada sintomatología local de una lesión (el dolor localizado que sentimos), relacionando la parte musculo esquelética con otras zonas del cuerpo que puedan estar interviniendo (lo que está detrás de ese dolor). El fisioterapeuta, en cambio, tiene un enfoque más analítico del problema, y se suele centrar en la zona de la lesión, buscando las causas exclusivamente en el aparato locomotor (músculo, articulación, ligamento…) sin tener en cuenta la parte visceral y craneal.

Tratamiento: Tanto en fisioterapia como en osteopatía se utilizan técnicas manuales, muchas de las cuales son muy similares, lo que a veces dificulta diferenciar una disciplina de la otra. Sin embargo, el fisioterapeuta, además de sus manos, puede emplear en el tratamiento otros agentes naturales como frío, calor, electroterapia, vendajes o punción seca, mientras que el osteópata sólo utilizará sus propias manos, tanto para diagnosticar como para tratar.

¿Qué pasa después de una sesión de osteopatía?

El tratamiento osteopático es, generalmente, un método suave y no debe producir dolor durante su aplicación, aunque en ocasiones algunas técnicas pueden llegar a resultar incómodas dependiendo del estado del paciente.

Después de una sesión de osteopatía, el paciente se suele sentir ligero y relajado, aunque, en ocasiones, pasadas unas horas puede percibir algunos síntomas asociados como fatiga muscular, cansancio o dolor de cabeza.

Durante los tres días que siguen a una sesión de osteopatía, nada es realmente significativo. Es muy normal notar fatiga y un ligero dolor, similar a las agujetas, y no por ello debemos pensar que la sesión ha sido un fracaso. Más bien al contrario, pues las agujetas que podamos sentir serán debidas a la liberación de toxinas tras la movilización de tejidos durante la sesión de osteopatía, que serán eliminadas por el sistema circulatorio.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

El número de sesiones en osteopatía varía mucho en función de cada paciente, dependiendo, entre otros, de la antigüedad y severidad de la lesión, capacidad de respuesta al tratamiento, estilo de vida, etc.

En la primera consulta el osteópata lleva a cabo una valoración y diagnóstico y, en función de los resultados, establecerá un plan de tratamiento personalizado, adecuado al paciente y al estado de su dolencia.

Las sesiones de osteopatía suelen ser más espaciadas que las de fisioterapia. Lo habitual es dejar un mínimo de una semana o diez días entre sesiones, aunque todo dependerá de cada caso concreto.

En general, suelen ser necesarias entre tres y seis sesiones, aunque para los casos más leves pudiera ser suficiente con una o dos sesiones.